Información

Información Sobre Marruecos

Marruecos tiene dos idiomas oficiales: El árabe y amazigh. cada idioma se habla en diferentes formas dialectales. Además, el árabe clásico y el francés son los idiomas administrativos y el amazigh no tiene forma unificada (en realidad corresponde a diferentes lenguas bereberes septentrionales).

Marruecos es un país africano con una población muy joven, la mayoría de sus habitantes, alrededor del 70%, son menores de 30 años. Siendo en total 26 millones de personas. Tiene muchas costumbres tradicionales que en otras partes del mundo pueden resultar muy curiosas.

10 lugares recomendados para visitar en Marruecos
  • Medina de Chaouen.
  • Mirador de Asilah.
  • Bab el Mansour Meknes.
  • Medina de la ciudad imperial de Fez el-Bali.
  • Kasbah de Rabat.
  • Medina de Marrakech.
  • Fortaleza portuguesa de Essaouira.
  • Dunas y dromedarios en Merzouga.

Sus principales platos son distintas preparaciones de carne y los dulces. Las comidas más conocidas son la sopa de garbanzos, la harira, para las noches de Ramadán, y el cuscús de sémola, sobre todo con verduras y cordero. La pastela es un hojaldre delicioso y muy fino relleno de carne de pichón. En muchos tenderetes encontraremos los famosos kebabs y la kefta, una especie de albóndigas de ternera. En las ciudades hay multitud de restaurantes italianos, franceses y españoles.

La cocina marroquí saca ventaja de las ricas legumbres de sus huertas y de la sazón de multitud de salsas especiadas sobre todo con comino y cilantro. La repostería utiliza sin avaricia la miel, los dátiles y las almendras.

La bebida nacional es el té de menta que los marroquíes disfrutan en cada casa y en los cafés.

Los mejores meses para viajar a marruecos son todo el año, eso ya depende de los sitios que vayamos a visitar, en verano se recomeinda la visita a las costas, playa y montaña, sin embargo para visitar y disfrutar bien, siempre recomendamos la primvera, entre abril y mayo.

Marruecos es un país abrumadoramente musulmán. El 98% de sus ciudadanos profesan dicha religión y el país vive un progresivo giro hacia postulados religiosos más conservadores. Si hace unas décadas el porcentaje de mujeres que vestían con velo era similar al que no lo hacía, hoy en día es aplastante mayoría. La influencia de lo religioso se nota en todas las actividades cotidianas y hay que observar una serie de reglas básicas de respeto si uno no quiere tener problemas.

Para viajar a Marruecos no necesitan visado, para estancias inferiores a 90 días, los ciudadanos de Argentina, Chile, México, Perú, España y Venezuela. Para más información puede visitar esta web de visados a Marruecos.

Dirham marroquí. El euro es ampliamente aceptado en los comercios de las grandes ciudades y abundan además las casas de cambio.

Mediterráneo en la franja costera. Los montes Atlas crean el clima continental predesértico de la parte oriental. La costa oeste goza de un clima templado que se vuelve muy seco en el interior.

Los horarios comerciales de Marruecos son muy amplios. Prácticamente, es posible comprar bienes básicos a cualquier hora. Los marroquíes comen sobre las 12.30 y cenan a las 19.00. Los descansos para tomar el tradicional té son abundantes durante todo el día. Conseguir alcohol es, en ocasiones, difícil fuera de los hoteles y restaurantes para turistas. Incluso en éstos, es habitual que no sirvan alcohol debido a preceptos religiosos.

Las vacunas recomendables son las de la fiebre tifoidea, hepatitis y tétanos (todas ellas recomendaciones generales en cualquier destino si se va a permanecer en zonas rurales). Existe un riesgo bajo de paludismo en la zona de Chefchauen de mayo a octubre. La realidad es que el clima seco y soleado de Marruecos ha sido tradicionalmente un factor que lo ha hecho famoso como lugar para ir a recuperarse de enfermedades. Sin embargo, el servicio de asistencia sanitaria en Marruecos no es muy bueno, por lo que puede ser recomendable contratar un seguro de asistencia en destino y, si se suelen tener problemas dentales, realizar una revisión antes de emprender viaje. Para más información sobre salud y vacunas te aconsejamos visitar la web del Ministerio de Sanidad

Tradicionalmente el mayor riesgo natural que ha sufrido Marruecos han sido los terremotos. En 1960, un terremoto destruyó Agadir y se llevó 12.000 vidas humanas. En 2004, en la zona de Alhucemas, otro seísmo costó la vida a 600 personas.

Marruecos es un lugar tremendamente seguro. Mas allá del pequeño timo y de la pesadez de sus guías falsos, uno puede viajar en solitario de un extremo a otro del país, y alojándose en los hoteles o pensiones más baratos de las medinas, sin tener el más mínimo problema de seguridad. Para más información sobre seguridad te aconsejamos visitar la web del Ministerio de Exteriores